Wednesday, March 22, 2017

No me pidas ser tu amigo

Gemelo de mi Benito Bodoque / Fuente: Web














Uno no puede ser tan civilizado cuando un gran amor se va:

Hoy buscas en mí un amigo
que haga un poco
porque alcances lo que anhelas,
un amigo sería yo
si te apoyara
contra todo lo demás
a un amigo tu dicha le haría feliz
aunque esta te llevara lejos
y te fueras más allá
de donde yo te habría
podido acompañar.

No me pidas ser tu amigo
porque hay cosas en mí
que este día no entiendo
por ejemplo: que no puedo ser ese
alguien que piensa en la comprensión
y ésta solo me daría tranquilidad
si a la vez tu me comprendieras,
esta tarde que me hace abrazarte fuerte
cuando me dices adiós.

Un amigo te diría
que todo marcha
mientras se muerde los labios,
y por ti, no extrañaría cada fin de año
los días que no volverás.

Un amigo dejaría
de hablar de cosas
que sabe que te harán falta
para hablarte de lo que hay más adelante
aunque yo me quede atrás.

Sé que siempre fui el contigo
que tuviste cada instante de tu vida,
alguien que lo daba todo
sin pedirte ni siquiera la verdad.

Siempre tuviste a este cómplice
que vino sin que le necesitaras
porque concebía el mundo
desde tus ojos
si ellos me querían mirar.

No me pidas ser tu amigo
cuando me dejas saber
que ya te marchas
no soy tan civilizado
para comprender
sabiendo que te vas,
para ti seré aquel
que hoy lo pierde todo
porque no supo escucharte
que para mí sólo
seré un extraño en paz
que nunca te dejó de amar.

Fernando Delgadillo

Sunday, March 05, 2017

Pregunta sin respuesta

Maga / Foto: Gabriela Barrios

Quizás ya no valga la pena preguntarse.
Quizás ya no haya respuestas.

Gioconda Belli

Tuesday, February 21, 2017

Lo que construimos




Esta historia terminó, no existe
Lo que un día construimos se ha esfumado
Pareciera que es más fácil dejarnos
Pero eres un fantasma conmigo caminando

No creas que no valió la pena
No creas que no eres importante
Al contrario, yo te ame con toda el alma

No creas que no valió la pena
No creas que lo perdimos
Ésto que nos duele, aunque nos duele es sólo nuestro

Lo que construimos se acabó
Fue sólo nuestro

Lo que construimos se acabó
Se lo lleva el viento

Esta historia terminó, no existe
Lo que un día construimos se ha esfumado
Pareciera que es más fácil dejarnos
Pero eres un fantasma conmigo caminando

Yo no aprendí a soltar amores
Yo no aprendí a dejarte ir
Eras una apuesta de largo plazo
Lo que construimos

Lo que construimos se acabó
Fue sólo nuestro

Lo que construimos se acabó
Se lo lleva el viento

Lo que construimos se acabó
Fue sólo nuestro

Lo que construimos se acabó
Se lo lleva el viento

Natalia Lafourcade

Tuesday, January 17, 2017

Para empezar

Sombra Maga / Foto: Gabriela B. 


Qué más me da, me preguntas qué es lo que nos queda por salvar, que para qué quiero regresar, que importa ya, se han roto mil cosas que no quieres arreglar, quieres encontrar otro lugar, pero al menos quiero contestar ¿por qué no me rindo? y quiero verte una vez más.

Para empezar:

Haces que este mundo sea un mejor lugar, cuando hablas llenas todo de verdad  y haces que me olvide de la soledad.

Nunca quise envejecer con nadie mas y no sé qué va a pasarme si te vas, sólo se que quiero estar en donde estás.

Nos fue muy mal, los buenos momentos empezaron a faltar, luego comenzamos a dudar, me asuste y no te puede parar pero ni un segundo te he dejado de extrañar.

Leonel García.


Monday, January 09, 2017

Desamor



Me vio como se mira al través de un cristal
o del aire
o de nada.

Y entonces supe: yo no estaba allí
ni en ninguna otra parte
ni había estado nunca ni estaría.

Y fui como el que muere en la epidemia,
sin identificar, y es arrojado
a la fosa común.

 Rosario Castellanos

Saturday, December 24, 2016

Palabras...



Contigo quemaré los días 
y encenderé las noches, 
los soles serán energía, 
las lunas, un derroche... 
Al fuego irán las felonías 
de popes y fantoches 
con nuestras propias cobardías 
de culpas y reproches... 
Sin ti... 
lo que me resta por morir 
es sólo un dato... 
Contigo volveré a sentir 
el arrebato, 
el arrebato de vivir, el arrebato de vivir. 

Contigo el tiempo, ese payaso, 
se morirá de risa 
verá que llega con retraso 
volando tan deprisa... 
Demoraremos el ocaso 
huyendo de las prisas, 
yo quiero amarte paso a paso, 
con pausas insumisas... 
Sin ti... 
lo que me resta por morir 
es sólo un dato... 
Contigo sé que volveré a sentir 
el arrebato, 
el arrebato de vivir. el arrebato de vivir. 
Contigo encontraré el sentido 
del duelo entre contrarios, 
y perderé lo resentido 
amando al adversario... 
Tú me dirás que has elegido 
los mares del corsario, 
yo te diré que he preferido 
las olas de tu acuario... 
Sin ti... 
lo que me resta por morir 
es sólo un dato... 
Contigo sé que volveré a sentir 
el arrebato. 
el arrebato de vivir, el arrebato de vivir. 

Contigo atraparé los sueños 
que fueran clandestinos, 
aquellos que aún no tienen dueño, 
acaso el torbellino... 
Y mantendremos el empeño 
de combatir molinos, 
que la razón, sin el ensueño, 
produce desatinos... 
Sin ti... 
lo que me resta por morir 
es sólo un dato... 
Contigo sé que volveré a sentir 
el arrebato. 
el arrebato de vivir, el arrebato de vivir. 
el arrebato de vivir.

(Arrebato de Luis Eduardo Aute)

Tuesday, November 27, 2012

Canicas

Por: Diana Grajales

Canicas en humedad/ Foto: Gabriela Barrios

 Me gustaba ver aquellas posibilidades de mundos impenetrables, cuerpos sólidos de apariencia acuosa. Mi reto era sentarme enfrente y evitar el parpadeo. Yo contaba 1, 2, 3, 4, 5 y ya no podía. Mis ojos húmedos brillaban de ira contenida, pero el orgullo me desbordaba en el estruendo de una carcajada de niña solitaria. Seguía jugando, la obsesión crecía y me robaba la imaginación. De súbito el coraje se hizo presa de mi impulso y me abalanzaba hacía aquella presencia inerte. Con mis manos, con mis dientes y con toda mi fuerza de niña fúrica arranqué los ojos de aquella muñeca pecosa. Mi desilusión fue enorme cuando por fin tuve entre mis manos las dos canicas de vidrio. Se deshizo la fantasía de la imposibilidad.
Cuando recuerdo los cuentos en el rostro impávido de mi muñeca preferida me explico el vértigo que me provocan los abismos.


*Tomado del fanzin Cinéticomarginal. No. 2. Idea y concepto: Mariana Cruz Aradías, Carlos A. Velázquez, Luis D. Pulido y Diana Grajales.