Wednesday, November 08, 2017

Sunday, October 29, 2017

Habitante

Vitola Piaf / Foto: Gaby Barrios
No hablo de que te recuerdo
porque en realidad nunca te he olvidado...

Luis Daniel Pulido

Sunday, October 22, 2017

Volver a verte

Muero de ganas de decirte te quiero y sé que es imposible; no puedo, no debo...















Eras tú, eres tú y sé que no volveré a verte jamás...

(Luis Eduardo Aute)

Monday, October 02, 2017

Don't let me down


Monday, August 28, 2017

Orégano


Greta y Oregano / Gabriela Barrios

Cuando aprendí con lentitud
a hablar
creo que ya aprendí la incoherencia:
no me entendía nadie, ni yo mismo,
y odié aquellas palabras
que me volvían siempre
al mismo pozo,
al pozo de mi ser aún oscuro,
aún traspasado de mi nacimiento,
hasta que me encontré sobre un andén
o en un campo recién estrenado
una palabra: orégano,
palabra que me desenredó
como sacándome de un laberinto.

No quise aprender más palabra alguna.

Quemé los diccionarios,
me encerré en esas sílabas cantoras,
retrospectivas, mágicas, silvestres,
y a todo grito por la orilla
de los ríos,
entre las afiladas espadañas
o en el cemento de la ciudadela,
en minas, oficinas y velorios,
yo masticaba mi palabra orégano
y era como si fuera una paloma
la que soltaba entre los ignorantes.

Qué olor a corazón temible,
qué olor a violetario verdadero,
y qué forma de párpado
para dormir cerrando los ojos:
la noche tiene orégano
y otras veces haciéndose revólver
me acompañó a pasear entre las fieras:
esa palabra defendió mis versos.

Un tarascón, unos colmillos (iban
sin duda a destrozarme)
los jabalíes y los cocodrilos:
entonces
saqué de mi bolsillo
mi estimable palabra:
orégano, grité con alegría,
blandiéndola en mi mano temblorosa.

Oh milagro, las fieras asustadas
me pidieron perdón y me pidieron
humildemente orégano.

Oh lepidóptero entre las palabras,
oh palabra helicóptero,
purísima y preñada
como una aparición sacerdotal
y cargada de aroma,
territorial como un leopardo negro,
fosforescente orégano
que me sirvió para no hablar con nadie,
y para aclarar mi destino
renunciando al alarde del discurso
con un secreto idioma, el del orégano.

Pablo Neruda

Monday, August 07, 2017

Tengo sueños...

Tengo sueños, que me hacen recordar.

https://www.youtube.com/watch?v=8UOf6kngJGw

Escúchame (tengo sueños), dolorosos sueños

(sueños que me hacen recordar).

Saturday, July 29, 2017

Takotsubo

Cierta mañana frente al espejo, vi el reflejo de mi gato, por su expresión noté que estaba enfermo. Lo llevé a la veterinaria, le realizó una radiografía. El diagnóstico: "Takotsubo", palabra japonesa que significa "vasija para atrapar pulpos", se le dio ese nombre por la forma en que aparece el corazón afectado en las radiografías, mejor conocido como el "Síndrome del corazón roto". Abracé a mi gato en silencio, mientras pensaba que lo había contagiado a él también.

Minino con takotsubo / Foto: Gabriela Barrios